Lo primero que debemos hacer es averiguar de dónde proceden las humedades para comprobar a quien dirigirnos, ya que puede ser cosa del vecino o por ejemplo de una bajante comunitaria que esté en mal estado. 

Si no somos técnicos en la materia, lo adecuado sería dar parte a nuestro seguro para que sea el perito quien determine el origen de los daños y a quien reclamar. Debemos dar parte del siniestro enseguida y en todo caso antes de 7 días para evitar que el alcance del siniestro sea mayor y se produzcan más daños.

Es importante hacer un inventario de daños acompañado de fotografías para poder demostrar el siniestro, ya que el perito puede tardar varios días en comprobar los daños. Además, recomendamos, que se guarde el contenido que se haya deteriorado en lugar de tirarlo. Por ejemplo, es posible que las humedades hayan afectado a un armario y su contenido por lo que es conveniente guardar las pruebas. 

En cualquier caso, aconsejamos no intentar reparar nosotros ni hacer ninguna obra previa. Insistimos que lo primero que se debe debes hacer es avisar al seguro de nuestra vivienda que trasladará a un perito para que identifique la causa. 

En su visita el perito recabará información no solo de los daños y su importe, sino también de los datos del vecino, o en su caso, el presidente de la comunidad, y sus aseguradoras si las tienen.

Si se tiene incluida la reclamación de daños lo normal es que sean los servicios jurídicos de la propia aseguradora los que efectúen la reclamación a la aseguradora del causante, sea el vecino o la comunidad. Si resultara que el causante no tiene seguro la reclamación deberá dirigirse directamente contra él. 

Lo normal es empezar la reclamación por un burofax con certificado de texto y acuse de recibo, y si no surte efecto, habría que ir a la vía judicial. 

 

Artículo publicado en fotocasa blog

Newsletters

Subscriu-te a la nostra Newsletter i rep informació d'interès i promocions

Arxiu del Blog