Es época de lluvias y el agua está muy presente en el día a día, pero no solo en la calle, también en los hogares. Los españoles gastamos una media de casi 140 litros de agua al día, por lo que la calidad de la misma se vuelve muy importante en los hogares. Por ello, desde Cuida Tu Casa proponemos una serie de consejos.

Eliminar la cal

Los descalcificadores son equipos que eliminan la cal mediante un proceso químico para evitar que esta perjudique a las cañerías, electrodomésticos y superficies de los hogares. Se instalan en la entrada del agua de la vivienda y, en su gran mayoría, dan muy buenos resultados.

Los distintos equipos varían en relación a sus consumos de agua, sal y energía, aspecto a considerar a la hora de decantarse por uno u otro, sobre todo para conseguir un mayor ahorro y reducción del impacto ambiental. No obstante, no contar con mecanismos de eliminación de cal puede pasar factura a largo plazo, particularmente en cocinas y baños, cuyos electrodomésticos pueden llegar a estropearse y que las encimeras pierdan el color.

 

Mejorar el sabor

Para mejorar el sabor del agua que se bebe o usa para cocinar existen tecnologías que reducen el contenido de sales y otros elementos disueltos en el agua. Algunos de estos productos son los filtros de carbón activo, equipos de osmosis inversa o de destilación. En general, son dispositivos pequeños y cómodos de instalar que pueden ponerse en la cocina y que no solo ayudan a mejorar el sabor, sino también la calidad final del agua.

 

Instalar filtros para el baño

Al igual que los dispositivos de filtrado de agua permiten mejorar el estado en el que vamos a consumirla, en los baños este tipo de filtros están enfocados a combatir las bacterias, sobre todo en lugares muy propensos a acumularlas, como son los cabezales de las duchas. Gracias a estos mecanismos se elimina también el cloro y otros contaminantes que son perjudiciales para la piel, máxime para aquellas más sensibles. Y es que tan importante resulta cuidar el agua que bebemos como la que usamos para lavar.

Por último, habría que resaltar que todos estos equipos de mejora de la calidad del agua requieren de un mantenimiento, para el que es crucial seguir las indicaciones del fabricante o de algún asesor técnico en reforma que tenga un buen conocimiento sobre el tema. De lo contrario, podría no servir de nada y que los esfuerzos por conseguir una mejor calidad del agua en el hogar cayeran en saco roto.

Sandra Barañano. Directora Técnica de Cuida Tu Casa

Newsletters

Subscriu-te a la nostra Newsletter i rep informació d'interès i promocions

Arxiu del Blog