La Meridiana, una de las arterias más importantes de Barcelona y acceso noreste a la ciudad, ya tiene proyecto e iniciará su transformación en junio. Las primeras obras serán para el tramo que va de la calle Mallorca hasta la plaza de les Glòries, y así conectar esta reforma con la del futuro parque de la Canòpia. Las obras esperan que acaben en marzo de 2019. Entre sus principales cambios será la eliminación de un carril para dar prioridad al viandante. 

El Gobierno municipal hizo esta semana público el calendario de las obras de la Meridiana: empezarán este junio en el espacio que comprende la plaza de Les Glòries y la calle Mallorca, y está previsto recoger las grúas para marzo del año que viene. La superficie de esta primera actuación será de 52.000 m2 y una longitud que no alcanza el kilómetro, 800 metros.

En esta reconstrucción de la vía, tal y como ya se planetó en noviembre de 2016, se ha dado más espacio a las aceras a cambio de suprimir un carril de entrada a la ciudad, dejando tres de entrada y cuatro de salida. Según el proyecto inicial, el carril central ocupará 6,7 metros y se destinará a bicis a un lado y a otro y a una hilera de 550 árboles. 

De la misma forma, ya se tenía previsto hacer la obra en dos fases. La razón de empezar por este tramo se debe a que desemboca en la plaza de Les Glòries y así permitirán continuar la reforma junto a la construcción del parque de la Canòpia, aprobada en septiembre de 2017 y del que esperan que sea el futuro pulmón verde de la ciudad con 121.139 m2 de parque.

Una de las grandes obras urbanísticas en la etapa Colau

Hace algo más de un año se creó la mesa de debate para determinar el proceso de transformación de la Meridiana, una de las vías más concurridas de Barcelona. Su importancia no solo se debe a ser uno de los accesos a la ciudad (por el cruce de autopistas C-33, C-58 y la autovía C-17), también parte el barrio de La Sagrera (Nou Barris) en dos con una avenida de ocho carriles. Es por eso que una de las obsesiones del Ayuntamiento, coordinado con asociaciones vecinales y colectivos, era dar más presencia a los viandantes y ciclistas frente al vehículo.

De las cuatro propuestas que se presentaron hace un año para definir la nueva imagen de la avenida, la propuesta favorita por el Consistorio es la que, finalmente, ha sido la seleccionada. 

La Meridiana es una de las avenidas más importantes de Barcelona. Su nombre se debe al meridiano terrestre que pasa entre Dunkerque y Barcelona, la línea imaginaria que calcula los husos horarios. La calle es una de las más concurridas de la ciudad, atravesando 16 barrios: empieza a los pies delparque de la Ciudadela, pasa por el Teatro Nacional de Cataluña, la torre Agbar, el Hipercor que sufrió el atentado terrorista de los 80 y acaba en los límites de la ciudad, uno de los accesos más congestionados.

 

Artículo publicado en: Idealista.com

Archivo de notícias