Un videojuego para los adictos a las reformas: así puedes convertir una ruina en la casa de tus sueños

Levantar muros, arreglar ventanas, pintar, lijar… Es el día a día en una reforma doméstica que quizá hayas sufrido en tus propias carnes o disfrutado en un programa de televisión. Si dentro de ti hay un alma decoradora o reformadora, pero no quieres sufrir con el polvo o las manchas de pintura, lo mejor es practicar con un videojuego que te ahorre las molestias.

Hablamos de House Flipper, un videojuego con pocos meses de vida en el que compramos hogares en estado ruinoso y los transformamos hasta que estén aptos para el mercado. El proceso de reforma incluye todo lo que una persona pueda imaginar. Así, una vez adquirida la propiedad, podremos agarrar un mazo de demolición y empezar a derribar muros. También nos tocará fregar ventanas y suelos. Conforme el proceso avance, habrá que amueblar y pintar las habitaciones, así como hacer trabajos de fontanería, electricidad… Y todo, con solo unos pocos clics.

Antes de comenzar con ello, deberemos hacer pequeños arreglos y limpiezas en casas de otras personas, lo que nos dará el dinero virtual suficiente para hacernos con nuestra propiedad. Aunque pueda parecer un fastidio cuando en realidad lo que queremos es diseñar de arriba a abajo una casa, esto nos servirá para familiarizarnos con las herramientas (martillos, fregonas, destornilladores…) con los que podremos reformar.

Y cuidado, porque el juego no es apto para estómagos sensibles. Como en cualquier casa que se cae a trozos, al entrar a ella nos podemos encontrar cucarachas, cuartos de baño con humedades y otras imágenes algo desagradables.

Nadie dijo que fuera fácil. Pero si no queremos complicarnos mucho la vida, también está la opción de comprar una casa “decente”, como dicen en la página web del juego, y cambiar el estilo y algunos muebles. También se pueden colgar fotos propias: si jugamos desde una tableta haremos una foto a lo que queramos y luego iremos a la tienda virtual del juego para ‘comprar’ esa foto y colgarla en una pared. Conforme avancemos en el trabajo ganamos puntos de habilidad que nos permiten, por ejemplo, conseguir mejores utensilios o limpiar una mayor superficie en menos tiempo.

La variedad de herramientas para ejecutar los trabajos es amplia. También dispondremos de todo tipo de electrodomésticos y otros enseres para hacer de interioristas. Es más, hay varias tareas, a cada cual más compleja: podemos centrarnos en dotar de menaje nuevo a la casa o por algo más difícil, como reparar lo que ya hay. El trabajo puede complicarse hasta el punto de cambiar por completo una casa devastada por las llamas.

 Lo bueno de este simulador es que, antes de vender tu obra de arte, puedes diseñar la que sería la casa de tus sueños, con todas las herramientas y objetos a tu disposición. Eso sí, no permite cambiar el plano de la casa: puedes tirar muros interiores, pero las paredes externas se quedan igual. Tampoco puedes cambiar la disposición de las habitaciones (poner la cocina en otro sitio, por ejemplo).

Cuando lo demos el trabajo por terminado, tocará limpiar de arriba abajo para dejarlo todo brillante. Y una vez preparada la casa, llega la parte más importante: la venta. Dependerá del jugador obtener más o menos beneficios, ofrecer un precio más o menos ventajoso para ellos. Una vez hecha la transacción, el juego vuelve a comenzar con otra casa en ruinas.

house flipper 3

 De Polonia para el mundo

El estudio independiente Empyrean, de origen polaco, es el desarrollador de House Flipper, que se puede obtener a través de Steam. Muchas críticas han coincidido a la hora de resaltar el atractivo que supone embellecer una casa. Hasta el ‘youtuber’ español TheWillyRex, especializado en videojuegos, se ha rendido a sus encantos, como tantos otros jugones que cuelgan partidas de horas y horas en YouTube. Además, el juego tiene más de 55.000 seguidores en Twitch que quieren ver reparaciones en directo. A algunos ha recordado a Viscera Cleanup Detail, un videojuego en el que hay que limpiar los destrozos generados por una invasión alienígena.

El juego sigue la estela de programas televisivos estadounidenses que muestran cómo se rehabilitan viviendas. Algunos de ellos se pueden ver en la televisión española, como ‘Compra y reforma’. Además, el videojuego puede recordar a otros como ‘Los Sims’, en el que hay que construir las casas de nuestros avatares, o ‘Farmville’, en el que tenemos que gestionar el día a día de una granja que crece de acuerdo a nuestros recursos.

empyrean

 Aunque este videojuego de reformas es muy novedoso, los más jugones ya han podido disfrutar de otros títulos relacionados con el mundo inmobiliario. Invertir en promociones, gestionar un rascacielos e incluso jugar a una versión digital del Monopoly han sido algunas de las tramas que se han visto en las últimas tres décadas. Ahora, reparar la instalación eléctrica a la vez que nos deshacemos del moho de las paredes promete ser el nuevo hito el en mundo de la construcción videojueguil.

 

Artículo publicado en: Idealista.com

Newsletters

Súscribete a nuestra Newsletter y recibe información de interés y promociones

Archivo del Blog