En los últimos meses del año se suele intensificar el ritmo de compraventas de viviendas, por eso es recomendable saber cómo está el mercado antes de comenzar el proceso.

Según el portal inmobiliario Casaktua, “estamos en un buen momento para decantarse por una vivienda en propiedad y embarcarse en la búsqueda de un nuevo hogar. Las razones principales son los elevados precios del alquiler, la progresiva subida del coste de la vivienda, la flexibilización de las condiciones para la concesión hipotecaria y la mejora del panorama económico”.

Para todos aquellos que vayan a embarcarse en el proceso de compra de una nueva casa van dirigidos estos datos sobre cómo está actualmente el sector:

1. La demanda es muy elevada

La compraventa de casas en España sigue al alza. Según los datos del INE, el número de operaciones creció un 16,2% interanual en julio, mientras que en el acumulado del año el número de operaciones ya se acerca a las 300.000. Todo apunta a que el ejercicio terminará con más de medio millón de operaciones, el nivel más elevado de 2008, mientras que desde Casaktua creen que el volumen de transacciones medio en los tres próximos años estará cerca de las 600.000 unidades.

Estos datos son importantes, porque muestran que nos encontramos en un mercado marcado por una elevada demanda y la fuerte competencia. En este escenario, el portal sostiene que lo recomendable a la hora de buscar vivienda es ver el mayor número de inmuebles posible, negociar el precio adecuado y, si se da con la casa ideal, no pensárselo demasiado. Las últimas estimaciones muestran que el tiempo medio en vender un piso es de 3 meses en las grandes ciudades, aunque en regiones como Cantabria, Galicia, Castilla-La Mancha, Castilla y León o Extremadura el tiempo puede llegar al año.

2. Las condiciones hipotecarias son favorables

Otra variable importante es que estamos en un buen momento para pedir una hipoteca. La cifra va en aumento, los diferenciales de los préstamos están bajando y están volviendo las ofertas que permiten financiar hasta el 100% de la compra de la casa. Además, y si no hay cambios de última hora, el mercado ganará en seguridad una vez que entre en vigor la nueva ley hipotecaria.

Según recuerda el portal, los bancos están siendo flexibles en las concesiones, aunque siempre con unas contrapartidas: exigen cierta estabilidad laboral, un porcentaje de endeudamiento adecuado con respecto a los ingresos, no haber estado nunca en un listado de morosidad y, disponer al menos de una cantidad en efectivo equivalente al 10% del valor del inmueble para pagar los gastos del proceso de compra.

Por otro lado, las hipotecas a tipo fijo son muy competitivas (con un interés inferior a la media histórica del euríbor), mientras que encontramos ofertas variables de hasta el 0,89%+euríbor, incluso para las segundas residencias. Por si fuera poco, el euríbor a 12 meses sigue en terreno negativo y, aunque ha iniciado la tendencia alcista, los expertos creen que irá subiendo poco a poco.

3. Ayudas del nuevo Plan Vivienda y proliferación de las VPO

Existen diversas alternativas para lanzarse a la compra de una vivienda, por lo que conviene tener en cuenta si nos podemos acoger a algunas de ellas. Por ejemplo, a las ayudas públicas o al régimen de viviendas protegidas (VPO).

Si la adquisición se ubica en un municipio rural de menos de 5.000 habitantes ahora es posible beneficiarse del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 [consulta aquí las ayudas de cada CCAA], que contempla ayudas a la compra para menores de 35 años en las zonas afectadas por la despoblación rural. También está la opción de solicitar viviendas de protección oficial, que están volviendo a tomar rumbo impulsadas por la planificación de promociones de obra nueva.

4. La rentabilidad del alquiler es muy jugosa

Una de las alternativas de inversión que está más en alza es comprar una casa para alquilarla después. Según los últimos datos de idealista, la rentabilidad bruta del arrendamiento se situó al cierre del segundo trimestre en el 7,8%, ganando cinco décimas respecto a junio de 2017 y renovando los máximos del arranque del ejercicio. Se trata de una cifra que supera con creces el rendimiento de los bonos del Tesoro o de los depósitos bancarios, cuya rentabilidad está por los suelos.

5. Las principales capitales registran los precios más altos

Los grandes núcleos urbanos y las zonas de mayor interés turístico (principalmente Mediterráneo y archipiélagos) son las que están liderando los incrementos del precio de la vivienda porque es donde está la demanda. Según el último informe de idealista, el precio de la vivienda usada en España registró en agosto un alza interanual del 9,2%, situándose en 1.697 euros/m2, aunque en Barcelona y San Sebastián el precio supera los 4.300 euros/m2 y en Madrid ronda los 3.830 euros/m2. Málaga, por su parte, supera los 2.000 euros/m2, igual que Palma de Mallorca.

¿Y qué podemos esperar de cara a los próximos meses? Desde Casaktua creen que “la aceleración de los precios se moderará a finales de año, aunque el crecimiento continuará impulsado por la solidez de la demanda y el repunte de los alquileres”.

 

Artículo publicado en: Idealista.com

Newsletters

Súscribete a nuestra Newsletter y recibe información de interés y promociones

Archivo del Blog