A través de tu ‘smartphone’, solicitas los servicios de un vehículo de grandes dimensiones que se presenta en la puerta de tu casa él solito, sin que ningún conductor lo haya llevado hasta allí. Te subes a él y coges frutas, verduras, carne o leche. No hay ningún vendedor dentro, pero la tienda sobre ruedas sabe qué has comprado y un sistema te cobra automáticamente.

Ese escenario podría convertirse en realidad dentro de unos años, o eso al menos es lo que pretende Robomart. Esta ‘startup’ californiana ha presentado en el Consumer Electronic Show celebrado en Las Vegas hace unos días el diseño de una tienda sobre ruedas, dotada con un sistema de refrigeración, que transportará productos perecederos o platos preparados hasta el hogar del cliente.

El plan de esta compañía no es convertirse en un supermercado, sino permitir a los establecimientos alquilar estos vehículos autónomos con el fin de que lleven los productos al domicilio del consumidor, al mismo tiempo que les ofrecen la posibilidad de elegir lo que desean comprar.

La ambiciosa propuesta de Robomart, que por el momento está creando sus primeros prototipos, no es la única idea innovadora de las compañías tecnológicas para que hagamos la compra diaria desde casa, sin tener que desplazarnos hasta la tienda física tradicional más cercana. ‘Startups’ y gigantes tienen varios planes en mente.

De un supermercado autónomo a robots repartidores

En realidad, Robomart no es la primera empresa que propone crear un supermercado autónomo y móvil. Hace unos meses, una compañía de Shanghái presentó Moby, una creación similar, si bien el vehículo es de mayor tamaño y el diseño aún más futurista: planean incluso que un asistente virtual al más puro estilo holograma salude al cliente antes de subirse a él.

Otra de las empresas que está apostando por este tipo de vehículos autónomos es el supermercado ‘online’ británico Ocado. En este caso, los clientes no elegirán sus productos en él, sino que la furgoneta robótica es una mera repartidora. Desarrollada por la compañía británica Oxbotica, ya ha recorrido algunas calles de Londres, acompañada por el momento de humanos en sus primeras sus pruebas. 

Al mismo tiempo, Ocado está optimizando la automatización de sus almacenes. Un ejército de 1.000 robots trabajan ya en uno de ellos, y esta compañía se vale de la inteligencia artificial para acelerar el trabajo de distribución de los productos perecederos que ofrece.

Además, en el CES también se ha presentado otra tienda sobre ruedas, si bien está especializada en el negocio de las pizzas. Toyota y Pizza Hut presentaron el diseño de su futuro e-Palette. Similar a una furgoneta, transportará las pizzas calientes hasta nuestro hogar e incluso las cocinará en su interior si llega a crearse.

Curiosamente, en un capítulo de la cuarta temporada de ‘Black Mirror’, estrenada recientemente, aparecía un repartidor autónomo de pizzas parecido al propuesto por esas dos grandes compañías en Las Vegas, que pretenden ponerlo a prueba en 2020.

Mientras tanto, hay otras empresas que pretenden sustituir a los recaderos humanos por otros metálicos, pero de un tamaño menor que el de los coches autónomos. Si las ahora famosas ‘apps’ que permiten la entrega de paquetes y comida preparada recurren a repartidores que se mueven en bici (los ‘riders’ de Deliveroo o Glovo), otra famosa ‘startup’ del sector está recurriendo ya a robots.

Just Eat ya ha desplegado su flota de pequeños autómatas rodantes en Londres para llevar la comida hasta los domicilios. Cuando el paquete de Just Eat llega al hogar del cliente, este desbloquea el autómata con su móvil para abrirlos y extrae el plato recién preparado. Los robots no han sido creados por esta compañía, sino por la empresa estonia Starship, que ya ha ha conseguido llevar su ejército de robots con ruedas, similares a aspiradoras, a diferentes ciudades del mundo. 

Drones y tiendas sin cajeros: los planes de Amazon

Hace casi un lustro que Jeff Bezos presentó el primero de los drones que desarrolló al anunciar su programa Amazon Prime Air. A día de hoy, su objetivo sigue siendo que estos vehículos aéreos no tripulados nos lleven los pedidos en pocos minutos hasta nuestro hogar. De hecho, el gigante del comercio electrónico ya ha registrado más de 60 patentes, según los datos del Center for the Study of the Drone, para conseguir esa meta.

Convertir las farolas en nidos de drones, crear un zepelín para lanzarlos desde el cielo o desarrollar un paracaídas para ralentizar la caída del paquete son algunas de las ideas que Amazon ha patentado para dominar el reparto desde el aire. Ahora bien, pese a que ya han pasado sus primeras pruebas en Estados Unidos y Reino Unido, el hombre más rico del mundo aún no ha conseguido su ambiciosa meta en el momento de escribir estas líneas.

No obstante, los últimos movimientos de Amazon dejan claro que el sector de la alimentación es uno de los que más le interesan: su línea de negocio Amazon Fresh para enviarnos alimentos frescos en pocos minutos o la reciente y multimillonaria compra de los 460 supermercados de Whole Foods son buenos ejemplos de ello.

Además de crear una flota de drones repartidores, el gigante tiene otros planes para convertirse en nuestro establecimiento favorito cuando necesitemos divertirnos o nutrirnos. Hace unos meses, presentó Amazon Go, un supermercado futurista: los clientes solo tendrán que mostrar su ‘smartphone’ cuando entren en él y después podrán adquirir todos los productos que deseen, mientras son monitorizados por cámaras y sensores.

Con ello, se consiguen eliminar tanto las colas como los cajeros, ya que cuando los clientes salgan de la tienda, el cobro se realizará automáticamente a través de su cuenta de Amazon. Además, la compañía estaría barajando la posibilidad de utilizar una tecnología desarrollada por el ejército estadounidense para preparar platos de comida que no requieren de refrigeración.

Por el momento, habrá que esperar para ver si realmente, dentro de unos años, los supermercados sobre ruedas llegan a la puerta de nuestra casa, los vehículos autónomos se encargan de repartir pizzas o los drones nos entregan comida preparada por la ventana.

 

 

Artículo publicado en: Idealista.com

Newsletters

Súscribete a nuestra Newsletter y recibe información de interés y promociones

Archivo del Blog